¡Saludos!

La primera vez que me enteré de la existencia de los blogs personales, esos en los que la gente no informa sino que opina, fue porque una persona cercana a mí me preguntó si ya había creado uno, que debía considerarlo porque era la nueva tendencia y que como siempre me ha gustado “eso de leer y escribir”, pues no estaba mal colgarlo en la red.  La realidad es que nunca he sido muy de ir ni a favor ni en contra de la corriente, no sigo mucho la moda y la mayor parte de mi vida la he pasado sin encajar bien en grupos grandes.  No hice caso a la sugerencia en aquel momento, pero recuerdo que instintivamente me hice varias preguntas:

¿Acaso soy alguien de renombre con ideas innovadoras? No, la verdad es que no.  Por lo menos por el momento, miento si digo que lo soy.

¿Por qué alguien querrá leer algo que escriba yo? Soy una hija de nadie que nació en un país de política indeterminada… que ha tenido un sinnúmero de conversaciones con conocidos y desconocidos por igual, sobre todo y la nada… que se siente culpable porque su afición por los libros y el papel perjudican el medioambiente… que ha viajado menos de lo que quisiera pero más que la persona promedio… y que, en el cuarto de siglo que ha vivido, no se ha atrevido a poner por escrito su opinión, por temor a cambiar de idea o a la posible falta de fundamentos.

Entonces, ¿para qué abrir un blog? La respuesta es sencilla: yo escribo para expresarme y quien lea lo hará para entretenerse, comentar o refutarme.

Siempre he considerado tener una mente muy activa, a veces (sobre todo cuando dan las 3am sin que pegue un ojo) más de lo que quisiera.  Gran parte de esos pensamientos se quedan en el vacío entre pararme a escribir o acurrucarme para dormir, pero otro tanto se queda divagando y van creando lo que he llamado un garabato mental.  Esto ocurre cuando trato de entrelazar y dar sentido a: observaciones que hago, las noticias más comentadas y algunas ignoradas, lecturas tanto académicas como de placer, mis experiencias pasadas y las vivencias del día a día.

¡Bienvenid@s a mi garabato mental!

Anuncios

2 Respuestas a “¡Saludos!

  1. Déjame ser el primero en escribirte, para eso de que vayas practicando cómo contestar y te acostumbres a que el email se te llene de aún más cosas “extra-académicas”. Sé que vas a ir creando, poco a poco, tremendo espacio para la reflexión. ¡A escribir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s